martes, 15 de agosto de 2017

Cataratas del Iguazú: Salud del viajero

Como les contaba en la entrada anterior, ¡nos vamos a las Cataratas!

Tengo diabetes, así que vivir y viajar con una enfermedad crónica exige una gimnasia especial. Pero el destino elegido demanda una vueltita más de rosca: la vacuna contra la fiebre amarilla. CHAN.

No la hice muy complicada: hablé con mi médico, me la recomendó fuertemente y averigüé dónde la colocaban.

Utilísima la página del Ministerio de Salud: Salud del viajero.


Y, dentro de la página, específicamente el área de Sanidad de Frontera, van a encontrar los requerimientos y los lugares donde se aplica GRATUITAMENTE la vacuna, ya que forma parte del calendario de vacunación nacional.

Como aplican restricciones y exenciones, y ya lo dije más arriba, hablen con su médico.

Lo bueno de la página es que también menciona los centros de vacunación en varios distritos del país. Aquí en San Juan, específicamente, los 3 lugares y horarios para colocarse la vacuna son:

    • Hospital Rawson. Av. Rawson Sur 494. Horario: martes y jueves de 8 a 11hs.
    • Hospital Marcial Quiroga. Av. Libertador Gral. San Martin 5401, Rivadavia. Horario: martes y viernes de 8 a 11hs.
    • Vacunatorio provincial. Horario: lunes y miércoles de 7.30 a 10hs.

    El agente de salud emite y entrega un carnet de vacunación especial, donde están nuestros datos y los datos de la vacuna utilizada, nombre y lote.


    Este carnet debe acompañar a la documentación de viaje, por si es requerido por las autoridades. 

    Aunque Brasil y Paraguay NO EXIGEN la colocación de la vacuna como condición para ingresar a su territorio, es conveniente colocársela como profilaxis, ya que es área de riesgo de transmisión de la enfermedad. 

    Existen otros países y regiones donde sí es obligatorio colocarse la vacuna. AQUÍ hay una lista larga de países que tienen prevalencia de la enfermedad y que requieren la vacuna. O que se la requieren a miembros de países con riesgo. 

    Una vez puesta la vacuna, el resto de las recomendaciones son las mismas para todos: 
    • Usar repelente de manera contínua.
    • En lo posible, ropa con magas largas y de colores claros.
    • Mosquiteros en las ventanas (se puede reforzar con repelentes en pastillas o el clásico espiral).


    Y casi que ya estamos...

    lunes, 14 de agosto de 2017

    Cataratas del Iguazú, 30 años después

    Y por fin se pudo.

    Allá lejos, en el primer post, les contaba que a los 12 años, en un viaje escolar, pisé Brasil y Paraguay, mientras conocía las Cataratas del Iguazú (entre otros lugares del noroeste argentino que, ni por casualidad, recuerdo).

    Ya era hora de volver, ¿no? Imaginate que en esos tiempos inmemoriales, no era una de las 7 Maravillas Naturales del Mundo y las pasarelas eran muchas menos y ¡de madera!

    Las Cataratas de nuevo y, de nuevo, viaje con amigas. 

    Hace mucho tiempo que no lográbamos coincidir. Nos pasó la vida y las obligaciones familiares y laborales y, haciendo una mezcla entre Kamasutra y Tetris de agendas, ¡coincidimos!
    4 de 5 nos vamos. Bastante decente la convocatoria.
    Compré los pasajes para todas hace unos meses, aprovechando una promo de Amex con Aerolíneas Argentinas. 

    Encontramos en Booking un hotel discreto, para el bolso de la dama y la billetera del caballero.

    Algunas semanas atrás, 3 de 4 nos vacunamos contra la fiebre amarilla y, mañana, otras 3 de 4 vamos hasta Mendoza a buscar a 4 de 4 y veremos si no estamos muy viejas o muy chotas para aguantarnos ¡JA!

    Le robé esta foto a Welcome Argentina y trataré de conseguir alguna imagen propia que le haga justicia a tremenda belleza.

    Créditos Welcome Argentina

    Porque hace 30 años debo haber viajado con una sexagenaria cámara Kodak con un rollo de 12 fotos que vaya uno a saber si fueron reveladas. No me acuerdo.

    ¡Que la tierra colorada nos de la bienvenida!

    martes, 6 de junio de 2017

    Bon Jovi: mi primer recital en el exterior

    Como les contaba en otra entrada, mi "excusa" para volver a Nueva York fue ir a ver a Bon Jovi en uno de sus recitales de la gira THIS HOUSE IS NOT FOR SALE en el Madison Square Garden.

    Compré la entrada en la página oficial autorizada para la venta, ticketmaster, casi 4 meses antes del show. 

    Empezó la previa y la adrenalina del viaje y organizar y armar y qué otras ciudades podía visitar y qué comer y qué otras atracciones, nuevas o usadas, podía conocer y el día anterior al recital, por cuestiones de salud, se me resfrió el Bonjo, reprogramaron el show.



    La fecha reprogramada era EL MISMO DÍA DE MI REGRESO A ARGENTINA. Si querés llorar, llorá. Si querés gritar, gritá.

    Foto extraída de la página oficial - http://www.tourphotographer.com/

    Ese jueves amorticé la compra del chip de T-mobile con más de 45 minutos de llamadas a LATAM para averiguar si podía cambiar mi pasaje para el día siguiente del show.
    Gracias miles a Juli, NY Again, que me pasó el número de LATAM en EEUU.
    Después de 1 hora, 2 tarjetas de crédito y USD 450 dólares de multa, ya había cambiado el pasaje.

    Me contacté con mi host de Airbnb y el departamento estaba ya reservado para los días siguientes, así que ¡a buscar otra cosa! A través de Booking conseguí una cama en un hostel.

    Inhale, exhale.

    No era necesario cambiar la entrada: con el mismo ticket que llevé impreso desde mi casa, podía ingresar.

    Una hora antes del show (como sugería el ticket) llegué al Madison. Pasé los controles de seguridad. La entrada fue muy rápida y ágil: hay acomodadores por todos lados que te van guiando hasta llegar a tu mismísimo asiento.

    Esta vez, con la experiencia de haber asistido el año pasado a un partido de la NBA, fui primero a uno de los bares cerca de mi zona, saqué el DNI, la tarjeta de crédito y compré una cerveza. USD 12, vasote en mano ¡a delirar!


    El MSG ofrece wifi libre pero Bon Jovi viaja con su propio wifi y, desde la app de la banda, entre otras cosas, se puede jugar con las fotos, ponerles marcos y datos del show y ya salir del estadio con tu propio merchandising personalizado. ¿Qué tul?


    Es tu banda preferida en tu lugar en el mundo.


    Así como lloré en 2013 cuando abrieron el recital en Vélez (otro reprogramado... hmmm... me suena), cuando escuchamos ese: Sorry, I'm late, ¡fue magia!


    Son 30 años de acompañarme.


    Nos vemos en septiembre, Vélez otra vez.


    Y, para musicalizar la jornada, la primera canción que escuché, allá lejos y hace tiempo, en una radio que tenía un pedazo de cable atado a la ventana como antena, y que me hizo amarlos para siempre: 



    First you need
    That's what you get for falling in love
    Then you bleed
    You get a little but it's never enough
    And then you're on your knees
    That's what you get for falling in love
    Now this boy's addicted 'cause your kiss is the drug

    lunes, 29 de mayo de 2017

    De NY y otras adicciones.

    La tercera vez en mi lugar en el mundo llegó más pronto de lo previsto. Exactamente, 2 semanas después de volver de New York de mi segunda vez.

    Además de dormir la siesta y viajar, soy fanática de Bon Jovi. 

    En noviembre, la excusa para conocer el Target en Atlantic Mall, fue ir a buscar la edición limitada del nuevo álbum de la banda, This House Is Not For Sale.

    Creer o reventar, saqué del exhibidor el último CD que había. Abrazo de gol conmigo misma.

    Fue una señal.
    Sabía que detrás de un álbum viene una gira y ya habían empezado a poner fechas para Norteamérica... y podría ir a algún show en alguna ciudad cercana a New York... y podría ir a Washington... o al show en Philadelphia... y después viajar a New York... 

    ¡Y pusieron 2 fechas en el Madison Square Garden! 

    Fue una señal.

    Desde la página oficial informaron de la preventa exclusiva, que sería los días 9 y 10 de diciembre. Ese día, feriado en Argentina, me senté frente a la computadora, en la página de ticketmaster, con el código para la preventa, y el resto fue la ¡cuenta regresiva!


    Ese fin de semana empecé a buscar pasajes y para el fin de semana siguiente ya los había comprado. Y después buscar alojamiento (lo que trajo aparejado "Mi primer experiencia Airbnb")... y ya estaba volviendo a volver y a volver. ¿Fanática yo? OL-VI-DA-TE.

    Volver a New York, volver al MSG, volver a ver a Bon Jovi. Volver a ver a Bon Jovi en mi lugar en el mundo. ¡Me explota la bucket list!

    Y, mientras les escribo, estoy esperando que llegue mi entrada al recital de Bon Jovi en Argentina en septiembre. ¡Se me desmaya la bucket list!


    Y si ven la pantalla del MSG... el show fue reprogramado. Pero eso, es otra historia.

    sábado, 29 de abril de 2017

    El Teatro del Bicentenario por dentro.

    Hace un tiempito les había contado cómo reservar un lugar para visitar el Teatro del Bicentenario... me faltaba mostrarles ¡¡¡cómo fue la visita!!!

    El día elegido fue el sábado y el último horario de ese día, las 19hs. (ahora que ya inició la temporada de funciones del Teatro, seguramente cambien los horarios de las visitas).

    El ingreso se realiza por la entrada principal, la calle de cortesía que está en Av. España antes de calle Santa Fe.


    La boletería se encuentra a la derecha de la entrada y ahí se hace el check in. Solicitan presentarse unos 15 minutos antes.

    Puntualmente apareció nuestra guía e iniciamos el recorrido por las 8 estaciones que componen esta visita de las instalaciones. 

    Hall de Ingreso

    Datos técnicos de la construcción, estructura, materiales, tecnología, las comodidades y avances que tiene este teatro. 


    Si. Imponente. Adoré el olor a madera.

    La visita después siguió por el Patio de la Ópera y la Sala Auditorium.

    Patio de la Ópera.

    Y de ahí ya nos adentramos a las áreas de soporte: salas de ensayo para músicos y bailarines, vestuarios, el área de los artistas, talleres...


    Y, para terminar este recorrido de 1 hora, la vista desde el escenario. 

    El pozo de la orquesta estaba cerrado durante la visita

    Nos dieron unos minutos para ¡sentirnos una primadonna! jajaja

    Así que, ya saben, visitantes o locales, ¡vayan al teatro!

    Ya empezó la temporada de espectáculos 2017, aquí pueden ver la PROGRAMACIÓN

    Yo ya hice mi primera incursión...

    [APLAUSO Y OVACIÓN]



    martes, 7 de marzo de 2017

    Cómo visitar el Teatro del Bicentenario

    Para los sanjuaninos que lo vimos hacerse desde cero, el teatro es ese gran tonel oxidado que construyeron donde estaba la ex Estación San Martín. El tren dejó de llegar hace décadas, llegó el teatro. 

    En octubre de 2016 vio la luz y, para locales o extranjeros, no hay forma de que pase desapercibido. Todo el complejo se encuentra entre 4 calles principales de la ciudad, a la izquierda del Centro Cívico de San Juan, si miramos a la Cordillera.


    Y digo complejo porque no solo está el teatro, está la Plaza del Bicentenario:


    Está el Centro Cultural Estación San Martín:


    El Monumento a las Víctimas del Holocausto, un escenario al aire libre y espacios verdes y zonas para hacer ocio contemplativo...



    Ya pasaron varios meses de su inauguración y como todavía no lo conozco por dentro, decidí aprovechar una de las excelentes opciones que ofrece: realizar visitas guiadas gratuitas. Ya sea por teléfono o desde su página web, se puede reservar, con unos días de anticipación, uno de los 25 lugares que hay en cada horario para visitarlo.

    Yo reservé desde su página web: VISITAS GUIADAS.

    Es cuestión de seleccionar día y hora, (la página muestra los lugares disponibles), indicar la cantidad de personas y completar un formulario. Unos segundos después de completar la reserva, me llegó un mail con los datos y el código Qr para presentar en el Salón.

    ¡En unos días voy y les cuento! Por lo pronto, disfruto el predio...


    miércoles, 1 de marzo de 2017

    Happy Birthday, New York!

    Hace un año atrás llegaba por primera vez a Nueva York.


    En 29 días vuelvo a partir por tercera vez.

    En el medio empecé a escribir este blog que va a cumplir en abril 1 año. "Quiso ser princesa y vivir viajando".

    Y hoy, en este humilde pero no por eso menos emotivo post, me acuerdo de la primera vez que te vi, que te oí, que te olí. Sos linda, guacha.

    Así te ves desde Jersey City al amanecer

    Así luce ELLA cuando va cayendo el sol...


    Y mi amor, en la niebla de la tarde...

    Desde Top of the Rock

    Cuando me pregunto por qué esperé hasta los 41 años para cumplir mi sueño solamente llego a la conclusión de que si hubiese ido antes no hubiera conocido ningún otro lugar...

    Porque a mediados de 2016 empezamos a organizar con amigas ir a Europa en 2017 y eso se convirtió en Nueva York en Noviembre 2016 y China 2017. 

    Y volví de Nueva York y China pasó a ser Abril 2017 en Nueva York y Agosto 2017 en las Cataratas del Iguazú. Y ya empezamos a hablar de Europa 2018... [SPOILER ALERT]

    Las cosas pasan cuando tienen que pasar. Las cosas pasan porque tienen que pasar. Y para mí, que Nueva York pase siempre.

    Así te ves desde Hoboken, NJ

    "Te extrañaría aunque nunca hubiese ido".

    lunes, 13 de febrero de 2017

    Una opción diferente en Nueva York: Visitar la ONU

    La ciudad que nunca duerme tiene de todo y para todos los gustos.

    Armando itinerarios para mi segunda vez en mi lugar en el mundo empecé a buscar qué actividades, atracciones o comidas nuevas podía intentar... y me llamó la atención la posibilidad de ESTAR EN EL ÚNICO TERRITORIO EN NUEVA YORK QUE NO ES NUEVA YORK.

    Sede de las Naciones Unidas en Nueva York. (foto de la página oficial http://www.un.org/es)

    De leer blogs y experiencias de otros viajeros fui a dar con la página oficial del Centro de Visitas de Naciones Unidas que resume todos los aspectos para poder ingresar a NO-NUEVA YORK.

    Y fue cuestión de elegir el día para realizar la visita guiada, que se puede hacer en chino, inglés, francés, español y coreano, y de eso dependerán los horarios. 

    Los boletos se adquieren por internet en este ENLACE o, como me enteré allá, se puede realizar la visita guiada comprando los boletos dentro de la misma ONU. En este caso no se puede elegir el idioma sino que se ofrece el próximo lugar disponible en el tour siguiente (que generalmente es en inglés).

    O, simplemente, se puede ingresar al territorio internacional y no hacer ninguna visita guiada y pasear por los lugares habilitados. ¿Qué tal?

    En ambos casos, como bien indica la página, habrá que dirigirse primero a la Oficina de Registro de Visitantes, localizada justo en frente de la ONU en el número 801 de la 1st Ave (esquina con la calle 45) y presentar una identificación con foto (puede ser DNI, pasaporte o carnet de conducir). Con ese documento, emiten una etiqueta autoadhesiva con foto que indica nuestro estado de VISITANTE.

    Después será cuestión de cruzar la calle, pasar los controles de seguridad tipo aeropuerto y ya estamos en ¡¡¡NO-NUEVA YORK!!!

    Esfera dentro de la esfera (Sfera con sfera). Escultura de bronce del italiano Arnaldo Pomodoro.

    Dentro del edificio, hay que acercarse al mostrador de visitas, presentar el ticket impreso y nos entregan otra etiqueta, de color, que identifica a los diferentes grupos en espera por el paseo. Pasaditas las 13.30 una señorita (a la que escuché hablar en 4 idiomas diferentes) nos llamó a los del tour en español y apareció nuestro guía italiano hablando el español de Castilla.

    Por los pasillos nos encontramos con varias pinturas, obras y regalos de delegaciones.

    La lucha del hombre por la Paz: El Mural de los Derechos Humanos - José Vela Zanetti

    Y ni hablar de las vistas al exterior:



    Por un poquito más de una hora, recorrimos algo de la historia, vida y acciones que realizan los 193 Estados miembro. Visitamos 2 de las 3 Salas de Consejo porque, por razones de seguridad, no se puede acceder a las salas en sesión. En el momento de nuestra visita estaba sesionando el Consejo Económico y Social.

    Asamblea General

    La visita finaliza en el primer subsuelo del edificio donde hay una biblioteca / librería, una confitería y una tienda de regalos que, a parte del merchandising típico (traje mi imán de rigor) cuenta con pequeñas obras y artículos de cada Estado miembro en exposición y venta.

    Si llevaron el pasaporte, ¡se los sellan en la librería del subsuelo! (no se preocupen si se olvidaron, pueden volver otro día repitiendo los pasos de control en la Oficina de Registro, van derecho al subsuelo y ¡listo!)

    Para ponerse en humor, acá están mencionados cuáles son los lugares a los que se accede y el Contenido de la Visita.

    Con o sin guía, con o sin ticket, pueden tomarse un tiempo y visitar este territorio internacional en las márgenes del East River.

    Y si quieren, como hice yo, después pueden almorzar en Grand Central Terminal y visitar la Biblioteca Pública de Nueva York, recorriendo el Library Way.

    See ya!

    [ACTUALIZACIÓN] a partir de la asunción del Presidente Trump, ya no hay más sello en el pasaporte. No stamp for you!




    viernes, 27 de enero de 2017

    El camino hacia la biblioteca - Library Way

    Que Nueva York te sorprende a cada paso no es un secreto. 

    En cada calle, cada esquina, cada cruce de calles, mirando para arriba, mirando para el costado y ¡¡¡mirando para abajo!!!

    Cuando fui en marzo, mi único acercamiento al edificio principal de la Biblioteca Pública de Nueva York fue para usar el baño. Si, si, triste pero real (y de extrema necesidad). 

    En la organización del viaje para noviembre estaba primera en la lista de "must see". Más aún, sabiendo que habían terminado las refacciones de la famosa sala de lectura, Rose Main Reading Room

    Buscando los horarios y días de apertura y leyendo blogs y en foros, descubrí esta joyita: Library Way.

    En la calle 41 entre la 5ta Avenida y Park Avenue se van a encontrar con este paseo ¡¡¡mirando al piso!!!







    Se puede llegar al tremendo edificio caminando entre 96 placas de bronce que tienen citas de algunas de las más destacadas obras de la literatura universal.




    Como bien indica esta placa, todas fueron talladas por el escultor Gregg Lefevre.


    Pasen y lean...



    Nuestro Borges tiene su lugar:

    Una brújula

    Todas las cosas son palabras del 
    idioma en que Alguien o Algo, noche y día, 
    escribe esa infinita algarabía 
    que es la historia del mundo. En su tropel

    pasan Cartago y Roma, yo, tú, él, 
    mi vida que no entiendo, esta agonía 
    de ser enigma, azar, criptografía 
    y toda la discordia de Babel.






    Y al final del camino está ÉL, el edificio Stephen A. Schwarzman, la sede principal de la Biblioteca:


    Tal vez, esta vista les resulte familiar de alguna película... mirando la calle 41 hacia el este desde las escalinatas de la Biblioteca. 


    ¡Ya saben para una próxima visita!

    See ya!