miércoles, 28 de diciembre de 2016

Otoño en Nueva York

Soy una fiel creyente de que el otoño es la mejor estación del año, en cualquier lugar del planeta.

Y en Nueva York, más.

Por algo no existen películas que se llamen "Verano en Nueva York", "Primavera en Nueva York"... NOP. Es Otoño en Nueva York. PUNTO FINAL.

Y aunque la "lógica" pareciera haber sido que me perdiera entre las calles de Central Park para mi sobredosis de otoño, elegí otro lugar, que debería aparecer en la lista de pendientes de todo viajero: el Jardín Botánico de Brooklyn.

Qué lo parió, diría Mendieta.


El Brooklyn Botanic Garden queda a unas pocas estaciones de metro de Manhattan: llegan las líneas 2, 3, 4, 5, B, Q y S. Si revisan el enlace a la página oficial van a ver el mapa, las entradas, los trenes y autobuses. ¡No hay excusas!


Los días sábados, entre las 10am -12pm la entrada es libre, así que elegí ese día y horario.

Durante el invierno todos los días la entrada es libre y, el resto del año, los martes el acceso también es libre (ya lo agendé para mi próximo viaje). Revisen los horarios y admisión en la página para encontrar el cuándo exacto.


Decime si estos colores no te enamoran.


Fue mi perfecta despedida de Nueva York.


Acá el ritmo se detiene. Jueguen, huelan, toquen, hagan nada.


Y cada foto que compartan en las redes, que vaya con el hashtag #brooklynbotanic.

¡Buen paseo!

martes, 13 de diciembre de 2016

De Superclub, Santander y canje de puntos.

Les había contado antes de viajar de mi paseo anterior a estos dos miradores en Nueva York: Empire State Building y One World Observatory.

Y porque las promesas se cumplen, mi primer día en mi segunda vez en mi lugar en el mundo, te vi:


Sos tan linda que duele... Y esta vez, dolía el viento y el frío jajaja.

Usé algunos de mis puntos Superclub y los canjeé en Despegar por las entradas.

Para esto hace falta ser cliente del Banco Santander Río, tener una cuenta en Despegar, puntos suficientes para el canje (o pagar la diferencia) y fijar la fecha. 

Como cuando se hace una compra por Despegar, hay que colocar los datos de una tarjeta de crédito como respaldo pero ningún gasto fue cargado a mi tarjeta por ambas transacciones.

Miré el calendario y el accuweather y elegí los días. 

En ambos casos recibí un mail en la dirección de correo que tengo registrada en mi cuenta de Despegar avisando que se había realizado el canje, el número de reserva y que debía re enviar el mail a XXX dirección para informar. Es la agencia de viajes / turismo con la que se hace la compra. 

Me respondieron muy rápido (en español) y me informaron que dentro de las 72 hs me enviaban el voucher. ¿Para qué les digo esto? Para que sepan que si canjean con intención de subir el mismo día, tal vez no les llegue. Canjeando un par de días antes es suficiente. 

Me llegaron ambos dentro de las 24-36 hs.

Para el caso del Empire, tuve que canjear el voucher impreso por mi entrada en la taquilla:

Este voucher no tenía horario de ingreso, así que subí en la tarde, que ya era noche. Controles de rigor, leer código de barras y ¡¡¡arriba!!! TE QUIERO FUERTE.

Para One World Observatory, me enviaron directamente la entrada (que es la misma que uno recibe cuando compra por Internet), así que fue cuestión de ponerme en la fila para ingresar con la entrada impresa. 

Esta sí tenía horario (dan a elegir entre mañana -9 am- o tarde -3 pm-) pero como fui dentro del horario que indicaba, no sé si funciona para otro día u otro horario.

A diferencia de marzo, esta vez hice fila en ambos lugares, para entrar, para los controles, para subir, para bajar. Nada que vuelva loco. Ideal para que la adrenalina fluya...

Y me tocó el atardecer...



Y cuando bajé, atravesando el Oculus y saliendo por Westfield Place, así se veía...

Canje de puntos, ¡un éxito!

Solamente gasté en la tienda de regalos del ESB (que está nueva y remodelada)...

Un par de imágenes para seguir recordando...

See ya!

jueves, 1 de diciembre de 2016

¿Chip o Wifi? La gran pregunta.

Ok. Ya estoy de regreso. ODIO AL MUNDO. 
¡¡¡Te extraño y quiero volveeeeeer!!!!

¿Listo, loca? ¿Dejaste de lloriquear? Bueno.


Resulta que mi segunda vez en mí lugar en el mundo fue tan linda como la primera. Repetí algo, hice algo nuevo. Comí algo (mentira, mucho). Paseé mucho. Calles viejas, calles nuevas. Líneas de metro ya conocidas, líneas de metro que conocí.

Hotel nuevo, en zona diametralmente opuesta. Pero, a la hora de elegir, además de que entrara en el presupuesto que tenía, lo busqué con wifi en la habitación incluido. Y resultó que, por unirme a un sistema de recompensas de esa cadena, terminé teniendo wifi en todo el edificio y a muy buena velocidad. Nada mal.

¿Por qué el cuento? Porque en este mundo hiperconectado, una de las preguntas que todos se hacen a la hora de viajar es cómo seguir en contacto. Redes sociales, mensajería, llamadas a casa, mapas, aplicaciones de viaje. ¿Cómo las uso si no tengo internet? ¿Cómo hablo con la tía Norma si mi compañía de teléfonos funciona acá, no allá? ¿Y si quiero mandar fotos al grupo de los del consorcio?

Existe el roaming internacional que te ofrece cada compañía de telefonía en particular. Existe adquirir un chip y colocárselo a tu teléfono. Y existe ir colgado de liana en liana por la ciudad, aprovechando las redes de wifi libre que se crucen en el camino. Elegir uno u otro dependerá del interés, la necesidad particular de cada uno y las posibilidades que la ciudad ofrezca.

En mí caso, tanto las 3 semanas que estuve en marzo como la última semana de noviembre, elegí las lianas y cocoteros = wifi.

Para esto, como dije más arriba, primero y principal, contratar un alojamiento que tenga wifi y, segundo, averiguar sobre las posibilidades que ofrece la ciudad, buscando en foros, blogs, grupos de facebook, experiencias de otros viajeros...

Dónde conseguí wifi en Nueva York:
  • Museos.
  • Miradores.
  • Centros Comerciales / Grandes Tiendas.
  • Cadenas de cafeterías / cadenas de comida rápida.
  • Restaurantes (previo solicitud de clave).
  • Patios de comida.
  • Estadios de deporte.
  • Teatros.
  • Parques y Plazas.
  • Estaciones de tren MTA (Transit Wireless Wifi)
  • LinkNYC
  • Y más que no me acuerdo...

Extraído de la página de Transit Wireless Wifi

Dependiendo del lugar que sea, puede ser que a distancia de un click ya estemos conectados o nos pidan registrarnos con una dirección de mail. Puede ser que sea wifi libre e ilimitado o el servicio dure 1 hora. Todo suma en Lianalandia.

Extraído de la página de Transit Wireless Wifi

En marzo, la red wifi del metro ya funcionaba en muchas estaciones. Ahora en muchas más (en el enlace de más arriba pueden ver las estaciones donde ya está funcionando). Super útil para agarrar cittymaper, revisar el recorrido del tren, ubicar la parada donde hay que bajar y ¡a la calle!

Extraído de la página de LinkNYC
En marzo, LinkNYC estaba en su versión Beta. No logré conectarme en ninguno de los tótem (así les puse yo jajaja) que me crucé. Ahora, hubo zonas en donde parecía que iba con mi red de datos de Argentina porque conectaba con las antenas a mi paso, con solo haberme conectado la primera vez.

Unos datos más de las antenas (en el enlace que dejé más arriba está el mapa con su ubicación):
  • Sirven para conectarse a wifi con los dispositivos móviles.
  • Acceder a los servicios de la ciudad, mapas y direcciones usando la tableta que esta en el frente.
  • Realizar llamadas telefónicas gratuitas a cualquier lugar de los Estados Unidos  
  • Llamar al 911 en caso de una emergencia
  • Cargar el celular en un puerto USB.

Este último punto es FUNDAMENTAL. Porque con tanta foto y video, no hay batería de celular / tablet que aguante. Si no van con un powerbank en la mochila, difícil que lleguen al final del día con los equipos vivos... Gracias a mis amigos de Amazon y sus lockers, tengo uno nuevo.

See ya!